deflación

A propósito de la deflación
La palabra deflación se esta poniendo de moda como consecuencia de que la inflación en España esta ahora creciendo menos, después de que los alimentos no elaborados y los productos energéticos en el ultimo mes de noviembre han tirado hacia abajo del crecimiento de los índices de precios.

precios de bienes y servicios
Sin embargo todo esto parece muy coyuntural, ya que esta situación puede revertirse en cualquier momento despues de que lo OPEP ha decidido recortar la oferta de crudo y además aun se mantiene una tendencia al alza de los precios de bienes y servicios a pesar de la caída de la demanda. Esto último algunos tratan de explicarlo como consecuencia de un traslado de alzas de los costes laborales, hacia los precios finales. Pero los salarios se mantienen congelados desde hace mucho como consecuencia de los aumentos vertiginosos de la población activa en los últimos años y los salarios reales se mantienen claramente a la baja.

inflación estructural

A pesar de la crisis el Índice General de Precios Industriales registra un incremento del 2,5% en noviembre de 2008 respecto al mismo mes del año anterior. La inflacion mas bien parece una consecuencia de la falta de libre mercado, que es el gran problema que subyace en nuestra economía.
La perdida generalizada de la capacidad adquisitiva de los españoles junto con los altos niveles de endeudamiento de las familias y empresas es la que explica la caída del consumo en el momento en que el crédito se ha desinflado.

ahorro o consumo
Algunos relacionan la deflacion con el temor de que el consumidor aprenda ahora a vivir sin necesidad de ese consumo desaforado que le ha caracterizado durante los últimos años . Seguramente las familias y las empresas se encaminaran mas hacia posturas de ahorro que les permitan disminuir sus deudas en el futuro a costa de reducir el consumo y la inversión. Además el rápido crecimiento del paro refuerza esta previsión.

deflación y demanda

Ahora esta por ver que esta situación de descenso de la demanda conduzca a una deflacion, a descensos reales de los precios de los bienes y servicios, en una cultura donde lo que se premia es la especulación y no la industria en el sentido tradicional del término.
Un descenso generalizado de precios exigiría, además del descenso de la demanda, un mercado de libre competencia, situación muy lejana de la realidad actual en muchos sectores donde la regulación o la posición dominante y los acuerdos sectoriales , son bastante habituales por estos lares.
Por ello, ese miedo a la deflacion parece más bien encubrir llamadas a nuevas intervenciones y ayudas del Estado. Y es que la defensa de la “iniciativa privada” a veces parece solo sustentarse con la iniciativa publica…..

Deja un comentario

Archivado bajo crisis economica, Gestion de la crisis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s